DIOS NO ES UN PARRICIDA


En la actualidad, si hay algo en común entre la mayoría de los cristianos, pese a su multiplicidad de expresiones, es la creencia en Jesús como el Hijo de Dios que vino a este mundo para salvar a la humanidad del pecado. La mayoría cree que su muerte fue un sacrificio compensatorio ofrecido a Dios para aplacar su “justa” ira para con una humanidad corrompida, depravada y malévola. En el fondo, la muerte de Jesús es el sustituto de nuestra propia muerte.

Hoy en día somos cada vez más los cristianos que no estamos de acuerdo con esta imagen tradicional y dogmática de Jesús de Nazaret. En primer lugar, no estamos de acuerdo con esta imagen porque enfatiza la muerte de Jesús como el objetivo central de su existencia relegando a segundo plano su vida y enseñanzas. En consecuencia, su ministerio público no es más que una anécdota, un agregado a lo que va a ser realmente “trascendental”, es decir, su muerte. En segundo lugar, no compartimos esta imagen de Jesús porque manifiesta abiertamente un razonamiento mágico inconcebible que viola nuestra forma de razonar. En tercer lugar, porque en esta concepción de Jesús el verdadero monstruo es Dios al necesitar de una víctima para satisfacer su sed de ira. En la actualidad cualquier padre que clave en una cruz a su hijo por cualquier motivo que aduzca sería condenado a la cárcel por abuso infantil y parricidio.

Creo estar en lo cierto cuando digo que, la concepción que tengamos de la identidad de Jesús genera una praxis cristiana. Es decir, la imagen que poseamos de Jesús va ha tener importantes consecuencias para el desarrollo de nuestra vida cristiana. En definitiva, dicha concepción contiene los presupuestos que modelan nuestro actuar en la totalidad de nuestra vida aquí y ahora.

Teniendo en cuenta lo anterior, se deduce claramente que la imagen tradicional y dogmática de la comprensión de Jesús y su muerte compensatoria se traduce en una vida cristiana centrada en el pecado, la culpa y el perdón. El hombre y la mujer son culpables del pecado que habita en ellos. Pero gracias a Jesús el hombre y la mujer pueden acceder al perdón si se reconocen como pecadores y aceptan el sacrificio ofrecido por Jesús. La iglesia es esencialmente es el grupo de los que han recibido el perdón de Dios y que ahora se dedican a dar gracias por tan grande sacrificio.

¿Quién fue Jesús realmente? ¿Cuál fue el motivo central de su ministerio? ¿Fue realmente su muerte un sacrificio ofrecido a Dios? ¿Existe la posibilidad de comprender la vida de Jesús fuera del marco interpretativo tradicional del sacrificio compensatorio? ¿Qué consecuencias tendría una nueva imagen de Jesús para la vida cristiana? ¿Qué imagen de Dios se desprendería de una nueva visión de Jesús que no sea ya la del Dios sádico y parricida?

Creo que estas preguntas son centrales para la reflexión teológica contemporánea. De su debida respuesta depende en gran parte el futuro del cristianismo.

Anuncios

30 comentarios en “DIOS NO ES UN PARRICIDA

  1. Estimado Edgardo. Quiero aclararte que mis comentarios no están teñidos ni con ofensa ni con injuria, solo una humilde diferencia de opinión, la cual hasta donde yo se es legítima dentro del movimiento al que perteneces. Nos conocemos desde hace años, y si bien tengo la convicción de que en estos temas a los que respondido estás equivocado, mereces y tienes mi pleno respeto. Yo tengo mi web “ultrafundamentalista”, y se que tu tienes el derecho a tener la tuya también. Dios te bendiga, Andres

  2. Encontré interesante el artículo. Tus preguntas son muy actuales…nuestra realidad es muy distinta y por lo mismo no se puede seguir repitiendo lo que tal vez sirvió para otros tiempos. Leí que sugerían algunas lecturas (ya las leí) y por lo mismo quiero compartir un título que me ha sido de mucho provecho: “Alcanzando a jesús. Una historia del Evangelio para nuestro tiempo” de Diarmuid O’Murchu.
    Comienza hablando de las cadenas y de lo necesario que es desencadenarnos para…

  3. Hola Edgardo
    Acabo de encontrarme con este articulo y luego con tu blog
    Siempre me ha chocado ese concepto de un Dios justiciero y retributivo;
    y sobre este post… Mmmmh…
    es un tema que siempre me intriga y me gustaría profundizar;
    pero me da vueltas por ahí un versículo que dice algo así como que
    “no hay remisión de pecados si no hay derramamiento de sangre..”
    Me lo podrías explicar.
    Saludos de una rebelde bautista de Concepción
    Shalom

  4. Edgardo saludo y sus amigos :megusto el tema y vi tus respuetas a cada uno de tu amigos veo que eres flexibles, dinamico y eso esta bien asi se hace amigo , pero no debemo olvidar las Escrituras cuando hablamos Dios y su plan, el comentario de Adar Nafarren nos recurda eso y me gusto.

    1. Hola Riusaske, muchas gracias por tu comentario. La idea es justamente no olvidar la Biblia. Es importante revisar nuestras concepciones y doctrinas a la luz de ellas. Muchas veces damos por sentado que nuestras creencias son la verdad pero en realidad son construcciones que nos ayudan en un determinado momento a entender la obra de Dios. Pero son para un determinado momento. Creo que lo que intento es como nos puede ayudar la Biblia en el día de hoy a ser mejores discipulos de Jesús y yener una mejor compresión de Dios de acuerdo a ellas. Con respecto a el tema de este artículo. La preguntas son esas. ¿Como entendemos mejor para este tiempo la obra de Dios en Jesus desde la Biblia? La imagen de la sustitución no es la única bíblica, en ella tambien se habla por ejemplo de conceptos tales como “conflicto-victoria-liberació”, “Martirio”, “redención”, “justificación”, “adipción y familia”.

      De hecjho los evangelios interpretan la muerte de Jesús precisamente no bajo el prisma de la teoria de la satisfación sino que bajo el lente del siervo sufriente, por lo tanto su muerte no es satisfacción para Dios, sino que refleja la reinvindicación del justo. Esa es tambien una imagen bíblica y mucho más pertinente que la de la satisfacción. nos muestra una imagen distinta de Dios, la del Dios que hace justicia ante la opresión e injusticia.

      Saludos

    2. he respondido a Adar, y creo que este articulo ve una mirada mas integral de la historia biblica, puedes ver mi respuesta arriba

      saludos

  5. 1.-…Es el Jesús que vino a “buscar y salvar lo que se había perdido”Luc.19:10
    2º La humanidad está corrompida. Rom 3.9,23,24
    3ºSu muerte es expiatoria 1ª Ped.3.18
    4º Dios no es un monstruo, sino el Justo y el Santo por excelencia. Pero un Dios que ama al pecador, y la entrega de Jesús es la suprema prueba. Juan 3:16
    5. Su justicia demanda castigo del pecado, que carga sobre su Hijo.Heb10:5, que se ofrece voluntaria y obedientemente. Filp. 2:1-11
    Jesús es humano y divino a partes iguales. En su humanidad debemos imitarle en todo, y en su divinidad, debemos agradecerle lo que hizo por nosotros “pagando” nuestras culpas en la cruz del calvario. Una cosa no quita la otra.
    ¡Hemos suplantado la verdad Bíblica con teología racional y especulativa amigo…!

    1. Adar
      Precisamente este articulo busca dar una mirada mas profunda a la historia de Jesus la cual evidentemente se pierde al caer en un literalismo exagerado como se ve en tu respuesta. Has citado un monton de textos fuer cada uno de su propio contexto para argumentar lo cual ni siquiera alcanza a ser un argumento rasonable. Te voy a dar un solo ejemplo. Cuando citas lucas Jesus dice que el vino a buscar y salvar lo que se habia perdido. Jesus dice en ese mismo texto: “Hoy ha llegado la salvación a esta casa”. Interesante que Zaqueo ha recibido salvacion siendo que a Jesus aun ni siquiera va a la cruz. En el relato Jesus nunca confronta a Zaqueo con su pecado o le pide que se arrepienta, mas bien es la acogida amorosa, la comunion de la mesa, y la aceptacion incondicional de Jesus hacia Zaqueo lo que produce su “conversion”. Interesante, no tuvo que tener fe en la “sangre” o en la “cruz” experimento la salvacion de Jesus a traves de la VIDA de Jesus. Hemos caido en el reduccionismo de hablar de la muerte de Jesus solamente dejando de lado el hecho de que la VIDA de Jesus expresa salvacion y significado para entende que es un vida llena de Dios.

      1. Hola,

        El tema es interesante, pero suele ser tan excluyente, como lo mismo que acusa de “tradición” (una homogenización exagerada) pero al Grano. el ejemplo de Zaqueo es un buen ejemplo, sin embargo, existe un factor sumamente relevante, pues si bien la muerte de cruz no fue el argumento para la salvación de Zaqueo, así como para el llamado a Nicodemo o la mujer Samaritana, por una cuestión obvia… Se dirigen a “buscar lo perdido” ministerio de Jesús realizado en el seno del pueblo judío, el mismo Zaqueo representa a ese pueblo helenizado y contaminado, pero sigue siendo judío.. Si bien a Zaqueo Jesús no lo confronta directamente con su pecado, el arrepentimiento y conversión de Zaqueo se refleja en el despojo y corrección de su vida, una obra que está sustentado en la FE en el “Cristo” el “ungido” que se esperaba y junto con ello el “amor” al entregar y dar, tal como el ejemplo del ministerio de Cristo. El propósito de la Muerte de Cruz no sólo está apoyada por la tradición “biblica” paulina (lo menciono pues muchos la cuestionan), sino que también está plasmada en los mismos evangelios (por favor no omitir en las referencias del proposito e importancia de la muerte) y en el mensaje Profético del mismo “Isaías”, así como también la importancia y relevancia de la vida de Cristo en un llamado, a transformación constante y “cristianismo radical” también está apoyada por todo el mensaje bíblico y que más claro que el propio Isaías y la vida de los primeros apóstoles …. como Bien se ha dicho, una cosa no quita la otra…….

        El sustento está claro y la visión de que unos usan un literalismo “ingenuo” es el riesgo que incluso los que desean afrontar las “grandes tradiciones” deben correr para defender sus posiciones, pues bien el desafío no es la “teología radical”, “teología emergente” o la corriente o autor que sea, el desafío es Cristo, su ministerio y obra, así como su muerte y muerte de Cruz como recalca el apóstol Pablo.

      2. El obtener conclusiones evidentes de un texto que es claro no es un “literalismo exagerado”, es simplemente constatar un hecho, nada más. Y aún si así fuese, ¿cuál sería el problema? ¿por qué no se puede ser literal en el estudio de la Biblia? ¿porque Bultmann , Barth o Kassemann lo dicen se acabó el tema? No se ustedes, pero entre creerle a la biblia y creerle a los teologos modernos, yo le creo a la biblia.

  6. Qué alegría encontrarme con tu blog hoy, y con este tema espinoso. Por años he estado pensando en un Cristianismo sin cruz, sin ese concepto obsoleto de expiación sustitutiva. Son pocos los autores que abordan con franqueza el tema: John Shelby Spong y José Antonio Pagola me han ayudado mucho en este camino. ¿Conoces algún otro?

    Saludos, un abrazo.

    1. Hola Anyul, muchas gracias por tu comentario, la verdad que el autor que más me ha ayudado sobre este tema tambien ha sido John Shelby Spong. Si me acuerdo de otro te escibire
      Saludos

      1. A Pagola lo leí en su Aproximación Histórica. Ahora que recuerdo también, José María Castillo también aborda el tema en su libro: El seguimiento de Jesús.

  7. Según lo leído-entendido ¿La vida de Jesús (en esta tierra) tendría más peso que su muerte? ¿Y que hay entonces en relación a los sacrificios que Dios demandaba para estar en paz con el hombre?
    ¿Porqué Dios sería un fratricida, tiene o tuvo un hermano?

    1. Hola Adrian, lo que intento es que se le de el mismo valor a la vida de Jesús cómo a su muerte, además creo que su muerte es una consecuencia de su vida por lo que estñan en directa relación.
      Con respecto a lo otro, tienes mucha razón me equivoque en el concepto, debiera ser parricida.
      Saludos

    1. no entendi bien lo último, pero creo que la verdad no se posee, se busca y se camina en ella. Por lo tanto, no existe una iglesia particular que posea la verdad, sino que muchas y muy diversas que buscan y caminan en ella, asi como tambien no hay religion que posea la verdad sino que muchas que buscan y caminan en ella
      Saludos

      1. Estimado Pedro Pablo la verdad no es un concepto intelectual que se pueda poseer o una categoria que se exponga al análisis de “es” o “no es”, la verdad es una persona, no se puede poseer, se le sigue. Espero responder tu pregunta

    1. Eso es justamente lo que defiendo, ahora lo importante, es qué consecuencias tiene dicha imagen para la vida, ¿son todas las imagenes inofensivas? ¿todas reflejan un estilo de vida pertinente para nuestro desenvolvimiento en la sociedad contemporánea? Creo que hay que hacer una revisión de las imagenes tradicionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s